Ensayos

CONTROL DE BABOSAS EN CONDICIONES CONTROLADAS

El ensayo se realizó en condiciones controladas en una cámara de cría a 20 ºC ±1 ºC y un fotoperíodo de 12:12. Se utilizaron terrarias de 30 x 40 x 30 cm, con 1/3 de tierra cubierta con rastrojo de maíz (4000 kg MS/ha). Los molusquicidas se aplicaron manualmente bajo la formulación comercial como cebos granulados en forma de pellets. En cada una de las terrarias se colocaron cinco babosas de 400-500 mg pertenecientes a la especie Deroceras reticulatum. Se utilizó vaselina con sal sobre los bordes superiores de las terrarias, para evitar la fuga de las babosas. Se utilizo un diseño en bloques completos aleatorizados con 5 repeticiones, y los tratamientos evaluados fueron un testigo sin la aplicación de cebo, 3 dosis de molusquicida ACAY y 3 dosis de otro molusquicida presente en el mercado. Las dosis de cebo utilizadas fueron 2, 4 y 6 kg/ha. Antes de la aplicación de los cebos, las babosas se mantuvieron confinadas durante una semana con cebo sin el molusquicida para lograr una aclimatación. La variable analizada fue el número de babosas vivas y muertas a los 9, 14 y 17 después de la aplicación (DDA)

RESULTADOS

En todas las dosis utilizadas y en las distintas fechas de evaluación, el molusquicida ACAY mostro un mejor control que otros productos. En parte esto puede explicarse por el menor y más homogéneo tamaño de las partículas del molusquicida ACAY que presenta un peso de 100 gránulos de 0.712 kg, mientras que el otro producto evaluado presenta un peso de 1.949 kg. El menor tamaño del cebo ACAY permite una mejor distribución en la superficie del suelo por lo que incrementa la probabilidad de encuentro por parte de las babosas.


Fig. 1. Eficiencia de control de los molusquicidas aplicados en distintas dosis.



Volver a ensayos